viernes, 17 de febrero de 2012

.

No te pido que me perdones, sólo te pido perdón, por todo lo que te hice y por darte tanto amor, ni te pido que me hables, sólo que me puedas escuchar, que lamento haberte herido y que ya nada será igual.



No hay comentarios:

Publicar un comentario