sábado, 12 de noviembre de 2011



Tengo ganas de emociones fuertes. De llorar y gritar y sacarlo todo, de reír hasta que me duela la barriga, de enfadarme y gritar con rabia, de hacer locuras, de divertirme, de cantar alto desafinando, de mojarme con la lluvia, de  ver una peli romántica y llorar, de comer hasta reventar y no arrepentirme. De llorar de alegría. Quiero sentirme tan feliz hasta sentir que el corazón me estalla, de sorprenderme, de saber cabrearme, de protestar por lo que no es justo, de chillar para que todo el mundo me oiga, de correr por la playa, de pintar con los dedos cosas sin sentido. Quiero saltar en una cama elástica y cansarme tanto que me quede dormida. Quiero vivir y sentir lo máximo cada día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario