lunes, 1 de octubre de 2012

Cuando digo "tranquilo, estoy bien" realmente estoy esperando a alguien a quien de verdad le importe y me diga "no, no lo estás".»

martes, 25 de septiembre de 2012

Tú, llegaste a mi vida para enseñarme. Tú, supiste encenderme y luego apagarme. Tú, te hiciste indispensable para mí y con los ojos cerrados te seguí. Si yo busque dolor lo conseguí…No eres la persona que pensé, que creí, que pedí. Mientes, me haces daño y luego te arrepientes; ya no tiene caso que lo intentes, no me quedan ganas de sentir. Llegas cuando estoy a punto de olvidarte, busca tu camino en otra parte mientras busco el tiempo que perdí. Hoy estoy mejor, sin ti. Voy de nuevo recordando lo que soy, sabiendo lo que das y lo que doy; en mi no queda espacio para ti. Y el tiempo hizo lo suyo y comprendí, las cosas no suceden porque si. No eres la persona que pensé, que creí, que pedí…



¿Nunca quisieron que el concepto de la vida fuera diferente? ¿Que a nadie se le hubiera ocurrido la idea de los finales felices, ni los príncipes, ni nada? ¿Que la verdadera 'vida perfecta' no es con un príncipe azul, y que los verdaderos finales felices no tienen que ser siempre felices? ¿Que no importa que tan mal vistamos, o que tan mal nos veamos por fuera, que lo importante esta adentro? Lo importante es saber lo que uno es y no dejar que eso cambie. Mi concepto de la vida es ser feliz a mi manera, ser como soy sin importar la situacion, no esconderme de las consecuencias, dejar que ellas me encuentren; no aferrarme a algo, mantenerme fuerte en los momentos dificiles y no vivir el pasado; escupir en la cara de los que me insultan y saber llevar las situaciones complicadas. 

lunes, 7 de mayo de 2012

                "Tal vez tuvo algo malo haberte conocido,  yo no era adicta a nada. Y entraste en mi camino..."



Cuando un sueño pone ojos de cordero degollado y te hace creer que no solo es posible sino imposible que te caigas mientras lo persigues. Cuando tu sentido común se emborracha y convierte las mentiras en verdades y el miedo en saltar, en saltos. Cuando el miedo aparece por momentos disfrazado de malos sueños una noche de resaca. Cuando crees ser inmune a la nostalgia y a los recuerdos. Cuando de repente, te paras a pensar, en aquello que creías que daba tanto miedo como dormir a oscuras cuando eras un niño, recapacitas, y te asusta darte cuenta de que tus sueños gritan tan fuerte que no oyes al miedo susurrar huye. Cuando olvidas lo que no tendrás, y solo recuerdas que ganarás si vas. Cuando un sueño grita fuerte dentro de ti, y sale por todos los poros de tu piel, pierdes el miedo. ¿Miedo, qué es el miedo? Iré, lejos muy lejos de aquí, y quizás me arrepienta cuando mi sueño empiece a quedarse afónico y el miedo empiece a escucharse más fuerte.
Pero iré, iré porque mi sueño me llama y es una atracción magnética que nunca, jamás podré dejar pasar.



jueves, 3 de mayo de 2012


Hoy voy a levantarme con una sonrisa de oreja a oreja, te voy a encontrar a mi lado y te voy a dar un largo beso. Voy a entrar en la ducha, voy a poner la música a tope mientras tú sigues en la cama. Voy a cantar, bailar y gritar mientras me ducho voy a llorar de alegría, al pensar que lo tengo todo que te tengo a ti. Cuándo salga te voy a ver levantándote de la cama, que guapo estás tan despeinado y sin arreglar. Me cojeras de la cintura, dejaras caer sobre el suelo la toalla, me besaras en los labios y me susurraras al oído que me quieres.
Haré nuestra cama y a continuación me vestiré con mi vestido preferido y las sandalias que tú me regalaste por mi cumpleaños aunque sepa que te ayudo mi mejor amiga a elegirlas. Me peinare y dejare caer mi melena sobre los hombros porque sé que te encanta que lleve así el pelo, me pondré mis pendientes de oro y no me maquillare porque a ti te encanta que valla sin maquillar dices que ya soy lo bastante guapa así, y la verdad a mí tampoco me gusta mucho soy más natural. Bajare abajo y preparare el desayuno, cuándo esté preparando el café vendrás y me cojeras por la cintura me besaras en la mejilla y a continuación dejaras caer mis piernas sobre tus brazos me llevaras a la silla y me dirás que tu preparas todo. Mientras percibo el aroma a café encenderás la radio dónde sonara tú canción preferida, y te pondrás a bailarla y a cantarla mientras terminas de preparar el desayuno. Yo daré una carcajada y no cesare de reír, al verte ahí sin camiseta y moviéndote de tal manera. Tú preguntaras: ¿Te ríes de mí? Yo no contestare y seguiré riendo entonces tu te enfadaras y me llevaras hasta el sofá en brazos me dejaras caer bruscamente pero a la vez con cuidado, te tiraras encima y empezaras a hacerme cosquillas. Yo gritare, y exclamare: ¡Capullo, para ya! Me miraras con cara de enojado aunque sepa que por dentro no puedes parar de reír y entonces sin que te lo esperes te parare con un beso intenso y romántico en tus suaves labios, tus labios bajaran hasta mi cuello y más tarde hasta mi pecho hasta que yo te avise de que pronto llegara mi mejor amiga, acabaremos la escenita con un pequeño beso en los labios. Volveremos  a la cocina ¡Oh, no se te han quemado las tostadas!
Yo me reiré y te daré una palmadita en el trasero.